Hay quienes aman la primavera por sus flores y aquellos que durante esta estación viven su peor momento a causa de las alergias. ¿Sabías que hay ejercicios de yoga para luchar contra ellos?

 

El primero de los ejercicios de yoga está relacionado con la respiración correcta. Aquellos que ya se han acercado al yoga saben que uno de los pilares sobre los que se rige esta disciplina es corregir la respiración. Respirar de forma correcta mejora las situaciones de estrés. Ya que el cuerpo libera toxinas y mejora los síntomas de la alergia. 

 

Siéntate en el suelo sobre una esterrilla, cruza las piernas, relaja los hombros, mantén la espalda recta y coloca las manos sobre las rodillas con las palmas hacia arriba. Inhalando y exhalando lentamente comenzará lo que comúnmente se llama respiración profunda.

 

Inicialmente, la respiración parecerá casi mecánica, debido al control excesivo de la respiración, luego será completamente automática y te sumergirás en la meditación de yoga clásica.

Ejercicio contra la alergia 

Otra posición de yoga muy querida por las personas que sufren la alergia es la posición de los peces. Para practicarlo, tienes que acostarte completamente en el suelo con el estómago hacia arriba y los codos apretados a los lados. Tendrás que descansar la nuca y los codos, dejando la cabeza ligeramente reclinada hacia atrás. Esta posición mejorará la respiración profunda, estirará todos los músculos abdominales y fortalecerá las vías respiratorias.

 

El último de los ejercicios de yoga es la posición de la vela. Éste es sin duda el más complejo, pero puedes llegar a realizarlo de forma correcta con un poco de práctica y equilibrio. Te apoyas completamente en los hombros, la cabeza y el cuello. Para hacerlo, tendrás que tumbarte en el suelo, levantar las piernas rectas y apuntarlas hacia arriba, levantándolas más y más con las manos apoyadas en la espalda. 

 

Los codos deben estar doblados y actuar como una base sobre la colchoneta. El ejercicio está completamente a expensas del cuello, con la espalda y las piernas perfectamente rectas. La posición de la vela es ideal para el drenaje nasal y, por lo tanto, favorece la eliminación de toxinas y mocos. Esta posición debe realizarse solo si tiene experiencia o tiene una cierta elasticidad.