Para combatir el sedentarismo y las enfermedades crónicas, la actividad física es una bendición. Aquí hay 5 buenas razones para empezar de inmediato.

Llevar una vida ocupada no es suficiente para mantenerse en forma, incluso el estrés y la tensión pueden jugar malas pasadas. Sólo la actividad física regular puede ayudar a tu cuerpo a mantenerse joven y saludable. Si pasas muchas horas en la oficina, sentado en tu escritorio, te arriesgas a desarrollar enfermedades crónicas muy peligrosas. Se sabe que el deporte ayuda a perder peso, mejorar tu sistema inmunológico y reducir el riesgo de hipertensión, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, la actividad física también produce 5 beneficios totalmente inesperados: ¡descubrámoslos juntos!

En primer lugar gracias al deporte puedes mejorar la vista: sólo un simple paseo para mejorar la plasticidad de nuestro cerebro. Este es, de hecho, la conclusión de un estudio realizado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de la Universidad de Pisa. Moverse un poco te ayudará a mantener el cerebro joven y dinámico.

La actividad deportiva ayuda a mejorar tu autoestima, cuando te sientes en forma y empiezas a apreciar tu cuerpo, de forma automática cambia la opinión de ti mismo. Esto también implica la posibilidad de predisponerte a nuevas amistades y relaciones, mejorando la calidad de tu vida social.

La actividad física también es útil en la prevención de la enfermedad de Alzheimer: la actividad física tiene un efecto directo sobre el cerebro, estimulando la renovación celular. Una verdadera prevención de la cual te beneficiarás cuando vayas avanzando en tu edad.

Otro de los beneficios que no debemos olvidar es el aumento de la longevidad. Los estudios confirman que  son suficientes 5000 pasos al día (unos tres kilómetros), para evitar que puedan producirse problemas de salud graves, como accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca.

Por último, no hay que pasar por alto el poder de regeneración debido al rápido aumento de las endorfinas que tiene lugar después de sólo treinta minutos de actividad física.Te sentirás en un buen estado de ánimo para que puedas experimentar una mayor sensación de bienestar a nivel psicofísico.