La vuelta al trabajo después de las vacaciones no siempre es fácil. Aún más complejo es encontrar tiempo para entrenar. El estilo de vida sedentario y la exigencia de la oficina a menudo no permite dedicar tiempo a cualquier actividad física de manera constante.

Sin embargo, estudios más recientes han demostrado que con una hora de actividad física al día, todos los efectos negativos causados por el trabajo estático en la oficina se pueden eliminar fácilmente. Estos datos contrastan con aquellos que realizan una actividad física constante durante tres o cuatro veces a la semana, pensando que pueden obtener beneficios importantes. Se entiende que la actividad física a la que se hace referencia en el estudio no debe entenderse como practicar un deporte, más bien es algo tan simple como un paseo. También, y esto si se especifica en el estudio, la investigación científica en cuestión apunta especialmente a los beneficios de una actividad de bajo impacto que se pueda llevar a cabo en diferentes momentos del día.

Hoy en día, cuando se habla de actividad física se habla sobre todo de entrenamiento y deporte. Sin embargo, si bien es cierto que para mantener la forma correcta, el tono muscular y mejorar la fuerza y la resistencia es clave programar un entrenamiento constante y regular, es igualmente cierto que sólo un simple paseo es más beneficioso para la salud que pasar la vida sentado frente a un escritorio en una oficina. La característica especial de este moderno estudio es que aumenta los tiempos mínimos considerados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) para mejorar tu salud en caso de una vida sedentaria: La OMS de hecho, la había situado en media hora al día .

Y para aquellos que no sólo quieran hacer una hora de caminata, sino también una actividad física verdadera, pueden organizarse para hacerlo en la pausa para el almuerzo, o por la mañana antes de encaminarse a la oficina. Lo importante es estar siempre activos, lo que garantiza no sólo la mejora estética, sino también mantener un estilo de vida saludable, que mejora la salud, minada por un estilo de vida sedentario.