Incluso los hombres se han pasado a la lucha eterna contra el vello no deseado, ¡aquí te mostramos todo lo que hay que saber!

 

Las técnicas para la eliminación del vello masculino no difieren mucho de las utilizadas por las mujeres, aparte de que las zonas a tratar son más grandes, y el tipo de pelo, por lo general más grueso y robusto. Cada técnica tiene sus ventajas y desventajas, ¡la elección es tuya!

 

La maquinilla de afeitar es uno de los métodos más baratos, más rápidos y sobre todo más indoloros para afeitarse. Se puede utilizar tanto para afeitar grandes áreas, como vientre y pecho, como para tratar áreas más pequeñas, que requieren de precisión. Hay dos tipos de maquinillas de afeitar: eléctricas y clásicas. Aunque es el método más simple, el efecto del afeitado tiene una duración mucho menor que los otros métodos: los pelos comienzan a aparecer al cabo de 48 horas y aumenta la frecuencia con la que pueden ocurrir pequeños cortes, forúnculos y erupciones cutáneas.

La crema depilatoria es un método de depilación mucho más "suave", indicado para principiantes o si tienes muchos pelos. Es un producto que se extiende por las zonas afectadas y retiramos pasado un período variable de tiempo tras la colocación: las sustancias químicas que contienen, destruyen la queratina del vello. La duración es mayor que con la maquinilla de afeitar (7 días como máximo).

 

Finalmente la depilación con cera es un método de depilación con efectos de mayor duración (hasta un mes), ya que elimina los pelos de raíz. Puede ser utilizado en cualquier parte del cuerpo, sin embargo, es mejor recurrir a un salón de belleza y evitar el "hágalo usted mismo", sobre todo al principio. El único inconveniente, además del dolor, es la posible aparición de pelos enquistados, problema que se resuelve con una exfoliación preliminar.