No es tan difícil perder peso, es importante evitar una dieta demasiado estricta, que no sólo a la larga será demasiado difícil de seguir,  también a menudo ralentizará tu metabolismo. Para perder peso rápidamente y sin esfuerzo lo más aconsejable es aumentar la demanda de calorías de nuestro cuerpo.

Cómo acelerar el metabolismo

La cantidad de calorías quemadas todos los días depende de nuestro metabolismo. En general, los que tienen sobrepeso tienen un metabolismo lento que tiende a consumir poco durante el día. Cambiar esta situación se puede lograr a través del deporte. Le sucede a mucha gente que siguiendo una dieta estricta no obtienen los resultados esperados, para hacerlo más eficaz a veces es suficiente con iniciar la práctica de un deporte que promueva el crecimiento muscular, estimulando el metabolismo. No es necesario volverse loco con la práctica de deportes pesados o complejos, sólo tienes que hacer un buen ejercicio físico y no demasiado exigente. La ganancia de músculo conducirá a comer más, ya que los músculos queman más calorías que la grasa.

despierta tu metabolismo1

Qué deporte

No importa qué deporte practiques, lo importante es que sea agradable y no rutinario. Nuestro cuerpo tiende a ser parsimonioso: se acostumbra a las actividades diarias y trata de consumir menos y menos calorías para las actividades habituales. Por lo tanto, es aconsejable llevar a cabo diversas actividades durante todo el día, partiendo de un circuito de pesas, que se puede realizar en el gimnasio. La actividad aeróbica también es importante, como correr o andar en bicicleta. Para aumentar el ejercicio en tu vida  habitual sólo tienes que introducir unos tramos escaleras a tu caminata diaria. El mejor momento para practicar deporte, con la intención de acelerar el metabolismo, es por la mañana nada más despertar, posiblemente en ayunas. Si no quieres salir, puedes preparar algún tipo de circuito en casa, a base de abdominales, pesas y bicicleta.