¿Cuáles son los mitos en los que todos creemos y que nos impiden bajar de peso? Éstos son las cinco creencias que te llevan a no adelgazar.

 

La primera cosa que se dice, y que, en realidad, induce a error: solo son necesarios unos  pequeños cambios en la dieta y un poco de actividad física para perder peso. Cambiar tus hábitos alimenticios y, en particular, reducir el consumo de grasa, hacer un poco de actividad física, sin duda es saludable, pero si quieres perder peso es una estrategia equivocada. Si tienes sobrepeso o sufres de obesidad, necesitas cambios drásticos en tu estilo de vida. Un mito para disipar, estrechamente relacionado con lo que se ha dicho hasta ahora, se refiere a la actividad sexual. Se dice que al tener relaciones sexuales se queman las mismas calorías que caminando un kilómetro, es absolutamente falso, porque en seis minutos de actividad sexual, se pierden alrededor de 20 calorías. Insuficiente para bajar de peso, pero sin duda bueno para el estado de ánimo.

 

Bajar de peso rápidamente induce el efecto yo-yo. Nadie quiere aumentar de peso después de una dieta, pero no se ha demostrado científicamente que la pérdida de peso rápida conlleve un aumento de peso también rápido, mientras que la pérdida de peso lenta ayude a mantener durante mucho tiempo el peso óptimo alcanzado. Así que esto también es un mito. Igualmente falsa es la idea de que para bajar de peso sin frustraciones innecesarias debido a los malos resultados debes ponerte una meta poco ambiciosa. En realidad es todo lo contrario, no marcarte objetivos importantes te conduce a no alcanzar objetivos concretos, mientras que ser ambicioso constituye un reto. El último falso mito a disipar se refiere a la eliminación de las grasas de origen  animal. Aunque una dieta baja en grasa es saludable, no necesariamente eliminarla por completo significa perder peso, ya que incluso un exceso de azúcar, si no lo quemas produce obesidad.

 

¿Lo que hay que hacer para bajar de peso? Lo esencial es mantener una dieta baja en calorías acompañada de ejercicio, esta es la única combinación ganadora que te permite perder peso. Prohibir los alimentos fritos, los cigarrillos, el alcohol en exceso, y demasiados dulces en la despensa. Los resultados se ven de esta manera y para aquellos que son demasiado perezosos para salir, tener un perro puede ser un gran estímulo.