Para obtener el mejor rendimiento en el campo, un jugador debe comer adecuadamente, de acuerdo con los planes nutricionales adaptados al fútbol.

La importancia de comer adecuadamente para un futbolista depende de muchos factores: tener un rendimiento óptimo de la energía durante el entrenamiento, para llegar al partido en la mejor condición física y ser capaz de recuperarse rápidamente entre un partido y otro. Precisamente por esta razón el futbolista, sea amateur o profesional, debe nutrirse de acuerdo con normas específicas que le permiten hacer lo mejor en cada fase.

La cuestión clave es evitar, antes del partido, el consumo de alcohol, tabaco o, especialmente, los alimentos grasos y pesados. El alcohol y el tabaco bajan el rendimiento futbolistico, ya que reducen, respectivamente, la rapidez de la respuesta del cuerpo y la capacidad de oxigenación pulmonar, mientras que los alimentos ricos en grasas perjudiciales no deseados pueden causar problemas digestivos que impiden al futbolista vitalidad y rapidez de juego.

En la fase previa al partido es igualmente esencial que el futbolista no lleve sin comer varias horas, esta actitud puede ser muy perjudicial, porque un ayuno prolongado produce cansancio  al cuerpo, disminuye la cantidad de azúcar en la sangre (hipoglucemia) dando una sensación de fatiga y cansancio excesivo produciendo falta de claridad y de rendimiento muy reducido sobre el terreno de juego.

No se debe subestimar el problema inverso: la sobrecarga de la comida previa al partido. De hecho, no son raros los jugadores  que tienden a comer en exceso antes del partido de fútbol para estar a tope de energía. El problema es, sin embargo, que tanto la cantidad de alimento ingerido, como la calidad de los mismos, son factores que pueden influir significativamente en el transcurso del partido de fútbol. En estos casos, de hecho, una comida excesiva antes de entrar en el campo implica el riesgo de náuseas, vómitos, mareos e incluso desmayos, porque toda la sangre se transporta en el estómago para la digestión. seguir las reglas de una dieta saludable para los futbolistas es por lo tanto esencial.