El yogur griego es un perfecto aliado: es rico en nutrientes y pobre en grasa, por lo que esta particularmente indicado en las dietas bajas en calorías.

postres ligeros con yogur griego

La primera de las tres recetas es panna cotta de yogur griego, genuino, fresco y envolvente sabor. Se prepara en sólo cinco minutos y no requiere añadir azúcares.

Necesitas:

- una taza de zumo de fruta;

- dos cucharaditas de gelatina en polvo;

- dos tazas llenas de yogur

El zumo de fruta se vierte en un recipiente y se mezcla con la gelatina: la mezcla se deja reposar durante unos minutos y luego se mezcla con el yogur. Una vez que ha alcanzado la textura cremosa típica de la panna cotta, se puede dividir en tazas y dejar reposar en la nevera durante al menos cuatro horas.

Con el yogur griego, también es posible hacer excelentes cremas de helado.

Para esta receta necesitas:

- una taza de yogur griego;

- una taza de leche desnatada;

- media taza de cacao amargo en polvo;

- una taza llena hasta 2/3 de jarabe de agave, arce o miel;

- unas gotas de extracto de vainilla

Preparar estas cremas es muy simple: simplemente vierte todos los ingredientes en la licuadora y remueve  hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados entre sí. Una vez listo, la mezcla se vierte en moldes especiales y se deja en el congelador durante al menos cuatro horas. Antes de comer, manténgalos a temperatura ambiente durante unos minutos.

La tercera y última receta es la del famoso pan de plátano en la versión a base de yogur griego.

Los ingredientes necesarios son:

- la pulpa de 2 plátanos medianos;

- una taza de harina;

- una cucharada de bicarbonato

- media cucharada de sal;

- media taza de yogur griego con sabor a cacao;

- sirope de arce;

- dos huevos;

- unas avellanas o gotas de chocolate.

Enciende el horno a temperatura máxima y mientras tanto mezcla en un bol, la harina, el bicarbonato y la sal. Añade el plátano machacado hasta que la mezcla tenga la consistencia típica del puré. Añadir el yogur, el sirope y los huevos, mezclar hasta que se convierta en una crema homogénea y dejar reposar. Transferir todo al molde de un plumcake y hornear en el horno durante 35/40 minutos.