Para aquellos que quieren eliminar los tatuajes feos, inadecuados o simplemente que ya no gustan, el único camino a seguir ahora, es el láser, que es un tratamiento específico que  permite separar las partículas de color de la piel sin dañarla. Es un proceso lento, doloroso y costoso que en un futuro no muy lejano podría ser sustituido por una práctica mucho más liviana e indolora. De hecho, se trata de una crema especial para ser aplicada en la sección de la epidermis ocupada por el tatuaje.

 

En caso de confirmarse, esta importante noticia, sobre la que están trabajando un equipo de investigadores de la Universidad de Dalhousie en Halifax, Canadá, dirigidos por el Dr. Alec Falkenham, sería una verdadera revolución en el campo de los tatuajes. Los científicos están trabajando precisamente en esta crema milagrosa, que contendrá un principio activo que dotara a las  células de la superficie de la piel capacidad de borrar la tinta. Conocido con el nombre de "Liposomal bisfosfonato eliminación de tatuajes ", la crema intervendría en la respuesta inmune que permite a los pigmentos de color que se mantengan grabados en la epidermis.

 

Algunos macrófagos (células que forman parte del sistema inmunológico que captura los pigmentos, transportándolo a los ganglios linfáticos) de hecho, siguen atrapados en la piel, y es por esta razón que el tatuaje es permanente. Por el contrario, con la ayuda de esta nueva crema especial “quita tatuajes” será posible activar nuevas células inmunes capaces de incorporar aquellos con pigmento y llevarlos a los ganglios linfáticos, con el fin de expulsar gradualmente el color y por lo tanto el tatuaje. Si la crema en proceso superase las pruebas, sería una verdadera revolución en el campo de los tatuajes: eliminarlos sería más fácil, y animaría, incluso a los más indecisos, aquellos que cambian a menudo idea, podría hacerse un tatuaje sin temor de remordimiento repentino. Pero para que la loción este en el mercado, sin embargo, todavía faltan varios años.