Hay quienes no comen nada, los que comen antes y después y los que no saben qué comer. ¿Cómo te comportas con la merienda antes del entrenamiento?

 

En primer lugar, es necesario decir que la alimentación antes del entrenamiento es esencial para no sucumbir a la caída instantánea de azúcar. Obviamente para cada práctica y para cada tipo de entrenamiento hay un alimentación adecuada. En general, es aconsejable introducir azúcares simples y complejos dentro del cuerpo, por lo tanto, cualquier tipo de fruta, pasta, pan, arroz, miel y alimentos que den energía inmediata es bueno. ¡Lo importante es no exagerar! Por ejemplo, el arroz, el pan y la pasta son los carbohidratos complejos clásicos que liberan energía después de un largo tiempo y tienen una digestión mucho más lenta, por lo que es necesario comerlos solo si tienes un entrenamiento en la sala de pesas o en una actividad deportiva larga, como puede ser el ciclismo o el running.

 

Alimentos adecuados antes del entrenamiento

Comer fruta y azúcares simples es una gran manera de obtener energía instantánea para entrenamientos a corto plazo, como correr rápido, Zumba o CrossFit con menos de una hora de duración.

 

Para aquellos que tienen entrenamientos intermedios o muy largos, simplemente puede combinar estos ingredientes. Por ejemplo, si tienes que hacer una larga sesión de ejercicios, como una maratón, puedes tomar azúcares simples cada media hora o puede agregar una gran cantidad de fibra y verduras en pan, pasta y arroz, con el fin de ampliar aún más el tiempo de digestión.

 

Si la actividad es caminar no debes hacer una comida demasiado pesada, incluso si tienes la intención de hacer muchos kilómetros.