Para muchos, el café es un ritual diario al que no pueden renunciar y, atendiendo a los clichés, también es bueno para la salud, o tal vez no.

Miles de millones de tazas de café al día

Dicho esto, parece que la cafeína es una especie de amenaza inminente para el planeta Tierra, pero en realidad es una agradable costumbre a la que más de 2 mil millones de personas cada día no quieren renunciar.

Para muchos es un hábito, un placer, una satisfacción para el paladar y el olfato, gracias a su aroma y sabor, pero a veces el sabor no aporta salud.

La sustancia principal y deleite de los amantes de esta bebida es la cafeína, ahora también presente en muchas otras bebidas en el mercado, al tratarse de un excitante que aporta diferentes beneficios, si se dosifica de manera correcta.

cafeína así afecta a la salud1

Se puede decir, de hecho, que el único defecto de la humeante taza de café en el bar o en casa es ser como los chocolates: tomar uno detrás de otro, pero ahí es donde comienza el daño.

La cafeína ingerida en grandes cantidades puede provocar daños importantes a largo plazo. Su poder excitante afecta a los latidos del corazón, los acelera, y esto no se recomienda para aquellos que sufren alguna enfermedad cardiaca o padecen de presión arterial alta.

Un "efecto secundario" del café es la adición al azúcar, sobre todo para aquellos que no disfrutan de su sabor amargo, como sugieren los expertos. Añadir a cada taza una porción de edulcorante, no es adecuado para quienes son diabéticos y, en general, para los que tienen sobrepeso o son obesos.

Tranquilo, las malas noticias sobre el café terminan aquí.

Los beneficios del café

Para animarte podemos decir inmediatamente que el café prolonga tu vida, pero debes beber un máximo de 3-4 tazas al día. Esta es la cantidad recomendada por diferentes investigadores, no debes sobrepasar esta cantidad si quiere disfrutar de esta bebida durante mucho tiempo. Protege contra tumores y enfermedades cardiovasculares y renales.

Promueve el buen rendimiento físico y atlético y, por último pero no menos importante, el rendimiento en la cama, ya que es excitante y da energía.

Beber de dos a tres tazas de café al día también significa ayudar al cerebro a funcionar mejor, especialmente para personas de edad avanzada propensos a padecer formas leves de Alzheimer. Parece que el café ayuda a la memoria y ralentiza la degeneración de las células cerebrales.

A partir de hoy tomarás tu taza de café con más satisfacción y te complacerá experimentar sus beneficios.