El entrenamiento de la mente es la piedra angular para resistir los esfuerzos y resucitar después de las derrotas.

 Que todo es posible en el mundo del deporte (y en la vida) gracias al poder oculto de la mente humana es una teoría muy popular. Y también es una realidad evidente. De hecho, es bien conocido el hecho de que la mayoría de las personas usan alrededor del 5-10% de sus recursos mentales, lo que significa que la mayor parte de la capacidad está oculta. Abrir tu mente explorando todas las posibilidades es una opción que puede cambiar completamente tu vida. Todo es parte del cerebro humano: los pensamientos, los sentimientos, los deseos. Nuestra mente también es la base de todas las actividades.

Entrenar la mente para superar las limitaciones


En ella se establecen los objetivos, induce a las personas a la debilidad convenciéndolas de que los objetivos establecidos son inalcanzables, o trata de llevar a los atletas a abandonar los entrenamientos bajo el peso del esfuerzo. De todo esto se puede deducir fácilmente que utilizar características mentales tales como la concentración y la atención nos puede ayudar a ser mejores. Para sufrir menos el peso de los fracasos, para disminuir el dolor causado por el entrenamiento intenso, para centrarse en los objetivos a la vez que nuestro cuerpo nos pide detener el tren. Por otra parte, la mente funciona como un músculo y debe ser entrenado, consolidada bajo el aspecto emocional o carácter.

Hay muchos ejercicios útiles para entrenar la mente humana para lograr resultados a primera vista imposibles. Entrenar la flexibilidad del cerebro lleva a negar las reglas de la anatomía, ir más allá de los patrones impuestos por las articulaciones, estirar los músculos más de lo esperado, y así sucesivamente. Como para los músculos en general, para entrenar la mente se requiere, esfuerzo, tiempo y dedicación. Debe trabajarse unos 5-10 minutos cada día para aumentar la capacidad mental y practicar los ejercicios con cautela, pero con el constante deseo de lograr su objetivo. En poco tiempo podrás ver resultados, y de acuerdo con algunos de los entrenadores, la mayoría de renombre mundial, se puede "sentir" el potencial oculto de la mente en la primera sesión de entrenamiento.