Cualquiera que haya estado a dieta conoce bien la sensación de frustración que supone pesar cada comida, pero hay noticias y avances positivos.  

Barbara Rolls es una doctora estadounidense que ha desarrollado una dieta diseñada específicamente para personas perezosas o que odian las limitaciones la balanza. Se llama dieta volumétrica y funciona así: 

Elige los alimentos voluminosos pero bajos en calorías para que puedas comer más. Parece demasiado simple, ¿verdad? Sin embargo, esta dieta funciona muy bien y te permite perder peso sin sufrir hambre. También hay un engranaje psicológico sutil que le permite a uno sentirse plenamente satisfecho por tener total libertad para comer un gran plato de comida tenderá a levantarse de la mesa con el estómago lleno y sin esa molesta sensación de vacío, que debe llenarse.

 Dieta Volumetrica

Necesitamos saber la densidad calórica de los alimentos. 

- Rango 1: las frutas y verduras que no contienen almidón como el calabacín, las verduras de hoja como el brócoli y la lechuga, la leche descremada, el yogur blanco sin azúcar y los tomates.

 

- Rango 2: consiste en carne y pescado, verduras y cereales.

 

- Rango 3: tenemos alimentos de densidad media como pan, salsas, queso y carnes grasas. 

 

- Rango 4: todo lo que contiene mantequilla y mucho azúcar como aperitivos, chocolate, galletas, brioches y frutas secas.

 

Obviamente, los dos primeros rangos tienen prioridad en la dieta volumétrica y deben consumirse en la mayoritariamente durante el día. El tercer y cuarto rango pueden consumirse pero con menos frecuencia. La distribución de comida es la canónica: dos comidas principales, dos aperitivos  y un rico desayuno.

 

Esta dieta permite perder el 10% de su masa grasa, este resultado se puede lograr fácilmente si se acompaña de una actividad física constante y una buena hidratación diaria. Nuestro consejo es seguir este tipo de dieta sólo tres meses.