Uno de los males del mundo moderno es el cansancio constante y la falta de tiempo. ¿Sabía que hay tres ejercicios para combatir y sentirse más fresco?

 

La meditación es una de las actividades más recomendadas para lograr un bienestar óptimo para el cuerpo. Solo hazlo durante 5 minutos al día para sentirte inmediatamente menos cansado. La regla recomienda que te sientes en el suelo, cruces las rodillas y coloques las manos sobre las piernas con las palmas hacia arriba. Después, tendrás que cerrar los ojos y comenzar a respirar muy lentamente, centrándose en la inhalación y la exhalación. Durante la meditación puedes hacer un ejercicio de visualización en el que se imagina a sí mismo en un lugar determinado, en un momento específico o en una ocasión particularmente agradable, todo con el objetivo de influir positivamente en el organismo. Es muy importante estimular la energía positiva de uno para alcanzar la carga vital que falta en el cuerpo.

 Carga Energia

El segundo ejercicio es el de respirar por las fosas nasales. El consejo es hacerlo antes de ir a dormir. Simplemente siéntate, cierra la fosa nasal derecha con el dedo de la mano derecha, respira solo desde la ventana de la nariz izquierda durante unos minutos. Esto ayudará a liberar las tensiones del día y relajarte. 

 

Ahora le toca a la fosa nasal izquierda con la mano izquierda activará el sistema nervioso central y tendrás esa carga de energía fundamental para recuperarte y continuar el día.

 

El tercer y último ejercicio contra la fatiga se debe hacer todos los días, ya sea soleado o lluvioso. Es algo que todos pueden hacer, sin diferenciación por edad o sexo: salir al aire libre para dar un paseo corto o un paseo rápido. Con tan sólo 10 minutos al aire libre podrás introducir tantas endorfinas para estimular el sistema nervioso central para liberar las hormonas del bienestar y alcanzar, en un corto tiempo y de forma natural, la vitalidad y el optimismo que se necesita.