Hacer ejercicio en casa es una de las actividades favoritas para todos aquellos que no disponen de mucho tiempo. ¿Cuáles son los mejores ejercicios para entrenar en casa?

Siéntate cómodamente en una silla con el respaldo llevando la mano derecha sobre la segunda y la izquierda sobre la rodilla derecha. Esto hará que tu torso gire hacia atrás, sigue esta dirección al desplazar tu mirada hacia arriba. Repita en ambos lados manteniendo la posición durante unos minutos y endureciendo los abdominales. Esto servirá para aflojar los músculos del tronco, pero también para entrenar las caderas  

Siempre en esta posición, aléjate de la mesa y estira los brazos hacia la superficie, doblando el cuerpo a 90 ° pero manteniendo una línea recta. Mantén esta posición durante unos segundos antes de levantarte nuevamente. 

Ahora ponte de pie y acércate a la mesa. Mueve los pies lo suficiente como para dar al cuerpo una posición oblicua, coloca las palmas sobre la superficie y baje doblando los brazos y las piernas. Este ejercicio trabajará tus brazos, glúteos y abdominales, siempre que lo hagas bien. Siempre mantén la espalda recta y los hombros planos, repitiendo el ejercicio durante 3 series de 10 repeticiones.

Continúa con tu entrenamiento en su casa, colócate frente a una pared, apoye las palmas en la superficie y mueva los pies hacia atrás unos diez centímetros. Ahora solo tendrá que realizar 3 series de 10 repeticiones. Teniendo cuidado de no forzar tu cuello u otras partes de tu cuerpo. Tu espalda siempre debe estar recta y los hombros rígidos. De esta forma entrenarás los pectorales y abdominales.

Ahora utiliza un alfombra o colchoneta. Túmbate y estira los pies hacia la cara para obtener una fantástica contracción de los abdominales inferiores. Los abdominales tendrán que arder durante 3 series y 15 repeticiones. Ahora realiza el ejercicio, al contrario. Llevando las manos a los pies, pero sin forzar el cuello y la espalda. De esta forma entrenarás a los abdominales altos.

Entrenar en casa

Finalmente, acuéstate boca abajo y, con las manos, sube hasta el límite, levante la vista hacia el techo y mantenga la posición durante unos minutos.