El entrenamiento y una dieta específica, teniendo en cuenta los factores que influyen en la generación de la celulitis son la solución eficaz para combatirla.

 

La celulitis es una enfermedad subcutánea, generada por la acumulación de grasa, protegido por tejido conectivo, que crean el efecto de piel de naranja, especialmente en los muslos y las nalgas. Revistas e incluso algunos profesionales del sector  sugieren combatir el problema con entrenamiento, dietas bajas en grasa, y sobre todo estimular la diuresis. Soluciones generalmente condenadas al fracaso.

 

En general, la celulitis se debe a un aumento  de la retención, causada por la inflamación, el estrés, las hormonas, dietas no equilibradas o por la genética. Deporte y entrenamiento son sin duda útiles para tratar de atenuar las imperfecciones, pero deben ser dirigidos y sobre todo deben ser diseñados, teniendo en cuenta una serie de factores. Muy a menudo, si la celulitis está presente en las piernas, los ejercicios físicos se centran en esa parte del cuerpo, sin hacer una evaluación precisa de la persona. No se tiene en cuenta el nivel de hidratación en general, el metabolismo en relación a la masa magra corporal o como gestiona el organismo el glucógeno. La ejecución de ejercicios repetidos puede llevar a la formación de ácido láctico, que provoca la hipertrofia de tejido adiposo, y por lo tanto un empeoramiento del problema.

 

Los mitos que se esconden en las dietas que ayudan a combatir la celulitis son diversos e incluyen alimentos y tés de hierbas muy presentes en  los regímenes veganos, vegetarianos u otros estilos alternativos. De hecho, muchos estudios han refutado los beneficios del famoso vaso de agua tibia con limón al levantarse, las bayas de Goji, té verde o el bajo contenido de sodio del agua. Ineficaz también la alimentación se basa en la prohibición de los hidratos de carbono y las  proteínas de origen animal. Una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, sin duda puede hacer mejorar en la estética del cuerpo, pero debe ser combinada con un estilo de vida saludable.

 

Una causa importante de la celulitis es la retención de agua. La cual no desaparece simplemente con la diuresis, ya que cualquier recurso dirigido a tratar de eliminar el agua de los tejidos no tendrá éxito si no incidimos en lo que lo genera. Ya sea una dieta demasiado rica en sal, o la pérdida de masa magra o el estrés. Sólo una vez que se detecta la causa se pueden encontrar algunos tratamientos útiles.