La leche dorada, es una bebida a base de leche y cúrcuma, de la que se dice que puede aportar numerosos beneficios al estado de salud de la persona.

 

En Oriente las propiedades curativas de la cúrcuma son conocidas y apreciadas desde siempre: en el último período en Occidente se está empezando a utilizar esta especia sabrosa y saludable. Una manera muy agradable de tomar es, de hecho, la Leche Dorada. Fácil de preparar y agradable al paladar, este refresco que  utiliza la cúrcuma como ingrediente activo, este polvo ocre que todo el mundo conoce como ingrediente en varios platos exóticos. Haga la prueba: tomar la leche dorada todos los días va a reportar resultados tangibles en un plazo de tiempo relativamente corto.

 

Su preparación no es difícil: primero debes preparar la pasta de cúrcuma, el ingrediente principal de esta bebida beneficiosa. Será suficiente con hervir media taza de agua filtrada, añadir un cuarto de taza de cúrcuma y abundante pimienta negra molida. Durante unos minutos, agitar vigorosamente para evitar grumos, hasta obtener una masa bastante compacta. Verter la mezcla en un frasco de vidrio y cerrar herméticamente: puede utilizar esta mezcla durante unos cuarenta días. Cada mañana será suficiente calentar una taza de leche (preferentemente vegetal) y sazonar con una cucharada de aceite de almendra dulce orgánica, unas gotas de miel y un cuarto de cucharadita de pasta de cúrcuma. La leche dorada estará lista para degustar.

 

Los beneficios ciertamente no se hacen esperar. La Leche Dorada, gracias a la cúrcuma, tiene fuertes propiedades anti-inflamatorias: gracias a su ingesta será posible mitigar el dolor articular agudo, resolver molestos problemas intestinales y despertar una actividad metabólica lenta. Además, recordamos que esta curación es muy útil contra males de temporada gracias a su capacidad para reforzar las defensas naturales del cuerpo, así que se puede decir adiós a los refriados y al dolor de garganta de una vez por todas.