La levadura alimenticia en escamas no es una moda actual, sino un suplemento con múltiples beneficios, en especial para los deportistas.

levadura alimenticia1

No todo el mundo sabe o ha oído hablar de la levadura alimenticia en escamas. De hecho, es un alimento que hasta hace pocos años solo era conocido casi exclusivamente por veganos, mientras que recientemente está cada vez más extendido, por lo que comienza a venderse en los supermercados.

Como su nombre indica, la levadura alimenticia no es más que un tipo de levadura: específicamente, es una forma inactiva de una cepa de levadura llamada "saccharomyces cerevisiae", que no crece como lo hacen otras levaduras (por ejemplo la que se usa para hacer pan o pizza).

Se puede encontrar en escamas, en polvo o en copos, y se caracteriza por un color amarillo intenso; su olor se asemeja vagamente al de queso y las nueces. Esta levadura, como las otras de su familia, también se usa en el sector alimentario.

Pero no todo el mundo sabe que es una increíble concentración de vitaminas, sales minerales y en general sustancias que son fundamentales para preservar el bienestar del cuerpo, reintegrando lo que se pierde de forma natural durante la actividad física, especialmente si es intensa.

La levadura en escamas contiene grandes cantidades de vitamina B, esenciales para el bienestar del sistema nervioso central y para garantizar al cuerpo la energía adecuada para hacer frente a las actividades diarias, y la vitamina B12, la cual tiende a faltar en las dietas vegetarianas y veganas.

Pero no termina ahí, porque esta levadura también contiene ácido fólico, potasio, proteínas y fibras. Tiene muy poco sodio, ningún sabor artificial y un porcentaje mínimo de grasas saturadas, y es perfecto para enriquecer cualquier plato. De hecho, puede usarse como sustitutivo del queso, al cual recuerda su sabor: se puede usar en la pasta, enriquecer los crostini vegetarianos y darle ese sabor extra a las ensaladas o a las verduras a la parrilla.

A los deportistas les vuelve locos, porque, tratándose de una ingesta calórica reducida, la levadura alimenticia en escamas asegura una cantidad excepcional de nutrientes, que rara vez se concentra en un solo alimento.