¿Te has preguntado cuál es el mejor momento del día para hacer ejercicio?

Y sobretodo, ¿has probado a entrenar a veces por la mañana y, a veces después de comer, o incluso en la tarde?

Bueno en primer lugar vamos a hablar de "nuestro aspecto hormonal y nuestros biorritmos.

La GH, también llamada la hormona del crecimiento, cuenta con 3 picos durante el día: 2 de los picos más altos tendrán lugar, uno durante la primera hora de sueño, el segundo durante la cuarta hora de sueño. El tercero, sin embargo, se produce por la mañana temprano.

La testosterona tiene dos picos significativos: uno por la mañana temprano, a las 6, 6:30 y el segundo por la tarde alrededor de las 17:30.

Po último el cortisol, presenta su pico entre las 6 y las 7  de la mañana.

Pero entonces, ¿cuál es el mejor momento para obtener los máximos beneficios?

Bueno, si tu objetivo es la pérdida de peso, la primera hora de la mañana es óptima para explotar el pico de cortisol y la estimulación de la GH, que en conjunto trabajan sinérgicamente para aumentar el efecto lipolítico, es decir, la quema de grasa. Además al hacer ejercicio por la mañana estimulas el metabolismo para mantenerse activo durante varias horas.

 

el mejor momento del día para hacer ejercicio

Si deses trabajar el aumento de la masa muscular, el entrenamiento óptimo será por la tarde para aprovechar el pico de la testosterona.

Hay que añadir que durante la tarde o incluso por la noche, los músculos son más activos y flexibles, y están más dispuestos a esfuerzos con altas cargas.

Esto es lo que dice la ciencia, pero como entrenador personal sólo puedo decir que el horario ganador es exclusivamente en el que te sientas más cómodo.

Sigo a diferentes clientes en diferentes horas del día y  la clave es ser constante.

La mañana es ideal para hacer un buen desayuno, ejercicio, tomar una ducha e ir a trabajar con las pilas cargadas durante todo el día.

El principio de la tarde es fantástico, si estamos a punto de explotar, la hora del almuerzo para desconectar del trabajo, descargar tensión, almorzar y volver quizás a la oficina con la conciencia tranquila.

La noche es óptima, ya que después de haber hecho ya varias comidas durante el día tienes más energía para afrontar el entrenamiento y eliminar el estrés acumulado.

Si por ejemplo nos fijamos en los campeones deportivos, no todos entrenan a la misma hora: algunos dijeron que entrenan mejor por la mañana, otros por la tarde o incluso durante la cena!

Elige el horario que más te convenga a ti, se constante, come sano y de la manera correcta y siempre ten tu objetivo en mente.

¡Buen entrenamiento!