La merienda es una forma de sentirte más lleno y recargar tu cuerpo y mente después de un día de estudio, trabajo o entrenamiento. Es esencial elegir alimentos saludables, bajos en calorías pero sabrosos al mismo tiempo, para satisfacer el paladar.

¡Aquí, te dejamos una lista de 5 bocadillos, sin que te provoquen remordimientos 

 

1) Pan integral y bresaola

 

La bresaola es una rebanada muy ligera y rica en proteínas, por lo que puedes comerla sin tener que sentirte culpable. Disfrútalo en una rebanada tostada de pan de centeno o trigo sarraceno.

 

2) Sándwich con atún, cebollas pequeñas, pepino y pan integral

 

Los cereales son alimentos de liberación lenta, detienen el hambre y renuevan una excelente sensación de saciedad en el estómago. Para esto, elige una esta buena merienda, dos rebanadas de pan con harina de trigo sarraceno, cubierto con atún natural, cebollas y pepinos frescos. El atún es un pescado bajo en calorías, la consistencia crujiente de los pepinos satisface la parte emocional del cerebro. ¿Quién puede resistirse a un sandwich? Si es saludable, ¡aún mejor!

 

3) Ensalada con huevos duros y quinoa

 

La quinoa es un pseudo-cereal con excelentes propiedades nutricionales, rico en fibra y proteínas. Combínalo con lechuga fresca y dos huevos duros cortados por la mitad, otra comida baja en calorías.

 

4) Yogur griego y avena

 

La cremosidad del yogur griego lo hace sabroso, es un alimento libre de grasas y rico en proteínas. La mejor combinación es con un puñado de avena, rica en antioxidantes.

 

5) Fruta seca y queso parmesano

 

Las nueces, los pistachos, las almendras y los anacardos son todos productos que puedes consumir, sin exceder, para tener inmediatamente un estallido de sabor y energía.