No subestimes esto ya que es la base de muchas patologías como la hinchazón y la pesadez de las extremidades inferiores llegando a la aparición de venas varicosas decididamente antiestéticas.

Pensarás que es un tema que solo interesa a las mujeres pero la realidad es diferente: actividades como la gimnasia funcional intensa, levantamiento de pesas o deportes que requieren esfuerzos intensos como el fútbol y el tenis pueden plantear diferentes patologías si no se previenen.

Obviamente, la microcirculación es parte de la circulación sanguínea, pero específicamente es ese conjunto de vasos sanguíneos pequeños, como capilares, vénulas, arteriolas y metaarteriolas.

Estos pequeños vasos son muy importantes para la oxigenación, el transporte de nutrientes y hormonas a los tejidos, y también tienen un papel fundamental para la expulsión de sustancias de desecho.

La microcirculación también incluye los capilares linfáticos que sirven para drenar el fluido extracelular.

El mal funcionamiento de todo esto puede conducir al primer síntoma de hinchazón de las piernas y, en general, las principales causas son las siguientes:

- Excesiva posición estática del cuerpo, como permanecer demasiado tiempo de pie o sentado durante el día que provocará un estancamiento de fluidos en las piernas y una fuerte hinchazón.

- Dificultad de drenaje y retorno vascular causado por el entrenamiento. El entrenamiento excesivo centrado en las piernas puede causar muchos problemas. Estos entrenamientos conducen a un fuerte flujo de sangre hacia las zonas inferiores, a una congestión y bombeo muscular que causa dificultad en el retorno de la sangre.

Ten cuidado de no subestimar estas causas y en nuestro caso especialmente esta última. Demasiado trabajo muscular en las piernas crea hinchazón debido a la notable retención de líquido y a la vascularización general que resulta en hinchazón y acumulación de líquidos extracelulares que en muchos casos pueden durar horas.

La prevención es lo mejor, en primer lugar no deben faltar los suplementos.

Éstos son algunos: vitamina C, vid roja, Centella asiática, Castaño de indias, Ruscus, flavonoides en general, que sirven para estimular la microcirculación.

Si tienes que permanecer sentado demasiado tiempo, simplemente levántate cada 30 minutos y permanece de pie durante un par de minutos, favoreciendo la circulación

Como entrenamiento, escoge preferentemente el entrenamiento PHA, que es un tipo de trabajo periférico, como los circuitos, donde alternamos ejercicios para las piernas y ejercicios para la parte superior del cuerpo.

microcirculación prevención piernas hinchadas1

Evita todas las actividades cardiovasculares donde permanezcas sentado  como el remo o la bicicleta estática: es mejor caminar al aire libre o en una cinta de correr.

No te excedas con el entrenamiento y que no sea excesivamente intenso.

Mientras permanezcas sentado, no mantengas mucho tiempo las piernas cruzadas una sobre la otra, porque dificultaría la circulación.

De vez en cuando en casa, camina descalzo para estimular el bombeo de la sangre desde la planta de los pies y túmbate sobre tu espalda con las piernas apoyadas en alto, manteniendo la posición durante al menos 2 minutos.

¡Finalmente, la nutrición también juega un papel fundamental y la grasa saturada, los fritos y el alcohol debes evitarlo tanto como sea posible!

¡Sí a verduras, fruta de temporada y mucha agua!